September 27, 2016 -

As told to Brandon Stosuy, 3324 words.

Tags: Music, Art, Technology, Adversity, Beginnings, Collaboration, First attempts, Focus, Spanish.

Björk habla sobre la naturaleza y la tecnología

  Copied link to article!

La naturaleza y la tecnología siempre se han fusionado en tu trabajo.

Para mí, la naturaleza y la tecnología representan esperanza y un movimiento hacia el futuro. Siempre he sido así. Creo que tiene que ver con el hecho de que crecí en Islandia. Aunque es una capital en Europa, ahorita me encuentro fuera de mi casa, literalmente caminando en la playa. ¡Hay mucho espacio! Me acuerdo la primera vez que me llamó la atención la tecnología fue estando en el dentista. Yo iba a una escuela muy hippie y todo era de madera y muy real. Después fui al consultorio de dentista y pensé, ¨Wow. ¡Esto es el futuro! El dentista me metió todo tipo de aparatos a la boca y pensé, ¨Okay, el futuro ha llegado, aquí es donde todo pasa.¨

Creo que también es un tipo de instinto, el tan sólo saber que si ha de haber esperanza, debemos unir la tecnología con la naturaleza. Tienes que lograr que coexistan, y deben de poder trabajar juntas. La verdad es que tiene que suceder así si vamos a sobrevivir. A lo mejor estoy siendo un poco limitada, pero conforme pasan los años, estoy más consciente de cómo mis orígenes y el lugar de donde vengo me han formado. Pero de alguna forma es más fácil el imaginarme que eso pase al estar en una situación natural-como el estar hablando por teléfono contigo desde una playa en una capital de Europa. Tienes la tecnología, o la aplicación de Garageband en tu IPhone que te permite grabar una canción arriba de una montaña.

Esto siempre ha sido para mi el matrimonio ideal, lleno de esperanza. Prácticamente siempre he estado interesada en esto, en cada álbum, he dicho, okay, ahora voy a hacer algo que nunca he hecho. Y siempre acaba siendo lo mismo. Desde que era una adolescente en bandas punk y por el estilo, ha sido bastante persistente.

Cuando estábamos en el tour del álbum Volta, teníamos pantallas táctiles. Esto fue antes de los iPads. Cada que sale una tecnología nueva, una de mis cosas favoritas de hacer -muy al estilo juego de misterio- es tratar de averiguar, ¨A ver, ¿para qué es esta cosa?¨ Muchas cosas resultan ser basura, pero siempre hay una cosa que te hace pensar, ¨Ay, la tecnología por fin nos alcanzó y ahora puede organizar esta función tan natural para mí.¨ Te simplifica la vida. De hecho, es todo lo contrario. Soy realmente basura. Cuando sale un iPad, hacé que la tecnología sea utilizable para mí.

Cuando hice Biophilia, estaba súper emocionada de finalmente poder expresar cómo me sentía acerca de la educación y la musicología, porque cuando era niña en la escuela de música, era casi ofensiva la forma en la que me forzaban a estudiar música, o resonancia, o el timbre o las escalas- todo desde un libro común y corriente, y tenía que sentarme y leer durante horas. Si se trata de algo que se puede ver y oír, entonces necesitaba ser algo que se podía sentir y ser visceral y físico. Para mi para poder hacer Biophilia, renté una casa en la playa y estuvimos ahí programando todas las cosas básicas que tienen que ver con la musicología, como el ritmo y cuerdas y la melodía, etc.

De alguna forma era muy obvio que la pantalla táctil era básicamente un libro en 3D. Ahora te puedes dar cuenta de eso. La forma en la que se usa, es excelente para la escuela, y especialmente materias como física, matemáticas o música, o cosas que tienen que ser en 3D. Es lo mismo. Para mí tiene sentido retomar eso, porque es como, primero descubrir la herramienta, luego hacer un nuevo amigo, y después puedes tratar de descubrir dónde ocurre la magia, dónde está el mayor potencial para crecer. Es ese punto clave y ese sentimiento de entrar a lo desconocido que realmente me excita.

¿Cómo fue que te empezó a interesar la realidad virtual?

Colaboro de cerca con Andrew Huang, con quien he hecho varios videos. Mi interés en la realidad virtual viene de ahí. Cuando el MoMA me pidió que hiciera el video de ¨Black Lake¨, lo íbamos a hacer en 360. El ser parte del MoMA fue un proyecto muy emocionante para mi. Creo que la forma que se le dio a esa canción fue influenciada un poco por el hecho de que la iba a tener que presentar en un cuarto, y que la gente iba a estar entrando y saliendo todo el día. Fue una canción que podría tocarse una y otr vez por siempre.

Primero íbamos a filmar en 360 e iba a ser dentro de un domo de 360 en el MoMA. Eso no pudo ser posible por razones funcionales, por lo que acabamos haciéndolo en dos pantallas, lo cual resultó perfecto: encontré una razón poética para ello porque la canción fue escrita en una hendidura oscura a la mitad de la noche en Japón, así que había ese sentimiento de claustrofobia de estar en un cañón pequeño. (se ríe) Así lo montamos y luego de repente habían asistentes locos dándote masaje. Esa fue esa pieza.

Para mi, el interés en la realidad virtual ha sido un desarrollo gradual. Ha sido lo opuesto de Biophilia, donde básicamente corté todo lazo y creé ese espacio, me fui a una isla foránea y decidí hacer crecer todas estas plantas de manera simultánea; la tecnología, la programación, el escribir la música, el escribir las líricas. Cuando lo lanzamos, estaba listo en todos los niveles. Pero Vulnicura fue casi lo opuesto, el álbum fue escrito rápidamente y luego filtrado, lo cual resultó ser adecuado por su estilo. Fue como, okay, es una tipo de bestia. Pensándolo ahora, el hecho de que se filtró, nos influenció de manera positiva porque mi equipo fue de que, ¨Okay, lo tomamos un día a la vez. No hay un plan maestro… a la mierda.” Por lo que tuvimos que ser muy reactivos y trabajar con lo que teníamos.

Como cuando estábamos filmando “Back Lake” en Islandia, de casualidad teníamos una cámara 360 que nos había prestado una compañía. Íbamos a filmar ¨Black Lake¨ con esa camara y esa noche nos volteamos a ver Andrew y yo y dijimos, ¨¿Qué tal si hacemos `Stonemilker´mañana?¨ Así fue que surgió el hermano espontáneo de ¨Black Lake¨¨ Pero no pudo haber sucedido así de espontaneamente si no hubiésemos tenido un año tan difícil y de tanto esfuerzo con ¨Black Lake¨. De alguna forma coexisten.

Ha sido así desde entonces. Posteriormente, le pedimos a Jesse Kanda que hiciera ¨Mouth Mantra.¨ Estaba en un lugar en mi vida donde el único plan era que no había plan. Tienes que fluir y hacerle caso a tu intuición. Si se siente bien, está bien. Sino, entonces, ya sabes, desvíate del camino. Se te perdió el mapa, sigue sin él.

Ahora llevamos seis videos con ocho personas distintas. Y una cosa que aprendes muy rápido con la realidad virtual es: que la realidad virtual no sólo es eso. El 360 es completamente diferente a la realidad virtual, y te preguntas, ¿lo exponemos en un domo o con los lentes? James Merry, mi co-director visual, y yo, lo acabamos de decidir. Acabo de estar con él, platicando por tres horas acerca de estas cosas. En verdad es un reto para los dos. Lo que decidimos hacer mientras está tecnología sigue siendo descubierta y en desarrollo pero la gente no sabe qué es, es usar esta búsqueda como elemento. ¿Cómo cuelgas una canción en la pared?

Cada video ha sido hecho con diferente tecnología, diferentes temas, diferentes directores, diferentes formas de resolver problemas, todo. Todo ha sido, parecido a Biophilia, hecho como un intercambio entre personas. Ha sido muy divertido.

¿El video de ¨Mouth Mantra¨ se remonta a tu interés previo con la odontología?

No, para nada. (ríe) Debería de decir que si. Debería de ser muy lista y decir que si, pero le tengo que dar el crédito a Jesse. Fue su idea.

La realidad virtual sigue en vías de desarrollo. Hace un año, tuviste que usar un casco gigante, pero se sigue refinando. Como dices, es una cosa que todavía no ha sido descifrado del todo. No ha cuajado completamente.

Si, es emocionante. Amo el sentimiento de entrar en lo desconocido. Te tienes que permitir hacer muchos errores, pero luego si te sale bien es sumamente gratificante. Me encanta el espíritu. Me encanta convivir con todos estos nerds de la tecnología y tener conversaciones ridículas. De hecho, he estado platicando con una compañía que está haciendo unas cosas sónicas, muy locas. Puedes estar caminando, dando la vuelta y escuchas diferentes secciones de una canción, por lo que puedes incorporar distintas cosas en diferentes canciones. Es como experimentar el sonido en 360.

El otro día estaba platicando con un amigo acerca de esto. Cada vez que sale algo nuevo, como por ejemplo, cuando salió el cine, o el teatro-eso fue hace mucho- o un CD, o un disco de vinilo, es muy divertido tratar de definirlo. Para mi, la realidad virtual es muy estilo Wagner. Es casi como estar sentada ahí, pensando, ¨Cielos, ¿cómo van a resolver esto durante tres horas, con sólo un escenario?¨ La gente está muy interesada. Es una batalla muy diferente comparada con 2D o con los conciertos. Tienes literalmente el mismo tipo de problema con la realidad virtual, donde tienes la cámara en medio y puedes ver todo a tu alrededor, todos los eventos y la forma en la que acomodas todo. Se me hace muy emocionante. Es como resolver acertijos. Es un privilegio ser parte del poder resolver todo esto.

¿Percibes la realidad virtual como algo que te aleja del mundo natural o lo ves como algo que se mezcla dentro de la realidad?

Creo que es las dos cosas. Creo que es algo binario y creo que ese es el punto. Si tratas de escapar de una cosa y de sólo hacer una, siempre acabarás en el mismo punto. No sé si eso hace sentido, pero es un concepto como de infinidad. Sin duda, siempre surgirá esa pregunta, pero me imagino era la misma pregunta que la gente se hacía acerca de las personas en los trenes leyendo libros o gente trasladándose de alguna forma. Siempre será, ¿están aquí con nosotros en el tren, o estarán en algún otro lado dentro de su libro? No creo que esto sea de ninguna manera diferente. Sin embargo, obviamente, existen retos distintos con esto.

Escuché a alguien decir que vio un juego loco, como por ocho horas al día, en el que la física estaba toda mal-tipo las distancias a las montañas o algo así no concordaban. Entonces, lo que pasó después de unos días, es que al principio se mareaba al estar dentro de la máquina, pero después se terminó acostumbrando. Luego cuando se quitaba la máquina se volvía a marear. Se la tenía que volver a poner para no vomitar. Eso obviamente te asusta. Luego como con todo, tienes que trabajar sobre el alma y la humanidad y lo que sea bueno para ti y no ser flojo. Estos principios éticos pueden regresar, para no volverte adicto.

¿Sientes que con el Björk Digital que abre en el otoño, tienes más control a diferencia de tu show del MoMA? ¿Sientes que se complementa?

Probablemente nunca hubiera hecho un show en el MoMA si hubiese sido por decisión propia. Me sentí muy honrada de que me lo ofrecieran, en realidad. Klaus (Beisenbach) me lo había ofrecido varias veces. Lo había rechazado hasta que por fin, accedí. Fue una experiencia muy educativa para mí, y sé que él lo hizo con las mejores intenciones. Aprendí más acerca de mi universo. Hay ciertas cosas que me funcionan y otras que no. Lo que realmente me gustó, por ejemplo, fue hacer el debut de ¨Stonemilker¨ en el Playstation 1. Eso es la continuidad del video musical, y es un universo natural para mí del cual he sido parte desde que era una adolescente. También, me hizo descubrir que me gusta este tipo de relación uno a uno que sientes cuando escuchas música con audífonos, o un álbum en tu casa y lees la letra. Ese viaje íntimo que realizas, esa narrativa de la música. Es diferente al arte visual del Siglo 20.

No lo estoy criticando ni por un segundo. Sólo pienso que hay una razón por la cual la gente va a los conciertos y se sientan ahí durante una hora y media, y es una buena idea. Funciona. De alguna manera, la realidad virtual es un escenario mejor situado para este tipo de universo a diferencia del cubo blanco o este estilo de museo del siglo 20. ¨Black Lake¨ funciona en un museo; dentro de lo que yo haría, es lo más ad hoc para estar dentro de un museo. Esa fue la pieza a la que probablemente le puse mas esfuerzo. Creo que la exhibición de realidad virtual es lo que probablemente hubiera hecho si no hubiese hecho lo del MoMA. Hubiera buscado un lugar, estilo bodega para los videos de realidad virtual, ya que la gente todavía no tiene los audífonos en casa. Y es verdad que, de esta forma, la tecnología ha permitido a las mujeres trabajar fuera del sistema de jerarquía que existe.

El elemento de la moda también. Me importa, pero no me importa ni la mitad de lo que me importa la música y los visuales. Que puedo decir, ahí es donde está mi corazón. Aparte, la vida es corta y necesito hacer cosas nuevas, las cosas que estoy haciendo ahorita y no una retrospectiva. Me siento halagada que a otra gente le interese eso, pero yo tengo que mantenerme enfocada en las cosas que estoy haciendo ahorita. En realidad, lo que también descubrí, es lo tanto que ha crecido Biophilia desde entonces. Comenzó en las escuelas Reikiavik y estuvo ahí tres años, y ahora acaba de estar dos años en escuelas Escandinavas, en Groenlandia y en las Islas Faroe.

Cuando hacemos las exhibiciones, le llamamos `Björk Digital´ porque la gente puede venir con sus audífonos y un iPad y ahí encuentran los instrumentos, y los puedes probar y los pueden usar todo el día. Estamos construyendo una situación basada en la interacción. No es el entrar a un cuarto y apreciar pinturas sobre una pared o el adquirir arte visual. Es diferente. Se trata más de que la gente entre y pruebe Biophilia; es interactivo. Luego van y prueban todos los videos de realidad virtual.

Lo tratamos de hacer lo más inmersivo posible. En Australia, había 60 realidades virtuales y la gente estaba tomada de las manos llorando. Osea, se pudieran quedar todo el tiempo en el cuarto de Biophilia. Es más como las últimas dos piezas que hice, que trate fueran más inmersivas. La gente puede venir y experimentar eso. Se trata de construir un escenario o un lugar donde la gente puede hacer eso, junto con la parte interactiva-y buenos audífonos, por supuesto(ríe).

Nos ajustamos cada vez y siempre se trata acerca de quién quiere trabajar con nosotros. Por ejemplo, el show de Tokio fue muy diferente comparado con el de Australia. El show de Australia fue parte de un festival, por lo que pasaron por este un millón y medio de personas. En Tokio, fue en el Museo de Tecnología, en donde tienen todos los robots y así, y en donde expusimos Biophilia hace tres años. Los mismos maestros de hace tres años estuvieron ahí, por lo que ya tenían la experiencia con la parte de cómo exponerlo, con la parte educativa. Fueron muy diferentes tipos de shows. El cuarto de ¨Black Lake¨ no estuvo en Tokio.

Es tomar esto un día a la vez y en realidad, no tenemos un gran plan. Se trata del interés. La única otra idea que tenemos es el tratar de agregar un video nuevo en cada lugar. La sede comisiona una pieza. Lanzaríamos ¨Family¨ en Montreal y veremos cuánto tiempo dura. Es como tener tu propio circo ambulante y tú puedes ser el DJ e invitas a tus amigos. Estoy jugando con la idea de que cuando mi próximo álbum esté listo, ese sea el sitio de exposición o algo así, que en verdad si es como un circo familiar.

Has estado haciendo maratones de tocadas como DJ después de estos eventos.

Sí, he estado tocando como DJ con algunos amigos. Es muchísimo el esfuerzo que ponemos en la preparación de estas locaciones y todo es tan divertido. Hay mucha pasión ahí. ¿Por qué no compartirla? Para mí, si en realidad me fuera a desviar de mi plan y ser sincera acerca de donde resueno personalmente en este momento, eso casi hace sentido, porque es lo que estoy haciendo.

Creo que porque la cuestión educativa de Biophilia y todas las realidades virtuales es tan inmersiva, no me hacía sentido que después hiciera un concierto. De esa forma se trata más sobre mi. Pero el estar compartiendo mi amor por la música y la música de todos los demás, me hacía mucho más sentido. Se enfoca más en la pasión por la música, que el hecho de verme a mí. Y literalmente hay una energía extraña que sucede cuando pones toda tu música favorita, una tras otra vez y la escuchas a todo volumen. Es energía que está siendo liberada. Amo la música de otras personas. Me gusta brincar de emoción con algunas canciones y no tiene nada que ver conmigo… es como tomar un receso de mi misma. Te recuerda porque estás haciendo todo esto.

Ahora, como siempre, hay una excepción a la regla. Tuve un show en Londres lo cual contradice todo lo que he dicho. No habíamos tocado en Londres y Londres es un lugar muy sentimental para mí. Es la ciudad que me ayudó a convertirme en el músico que soy. Es mi otro hogar, especialmente mi hogar musical. Fue sólo voz y cuerdas-un intento de destacar mis arreglos. Ya había lanzado anteriormente un álbum de cuerdas, sin los ritmos. Le he puesto mucho esfuerzo a este álbum de cuerdas que tiene pequeñas versiones de cosas, conseguimos instrumentalistas, una viola organista de Polonia. Jamás había hecho un show con puras cuerdas, por lo que pensé, ¨Bueno, posiblemente tenga sentido que lo haga aquí. Puedo invitar a todos mis amigos de Londres.” Como que fue agarrando sentido.

Improviso. En realidad, no toma mucha energía hacer esas exhibiciones. Me paso casi todo mi tiempo escribiendo música. Eso es otra cosa padre de este tipo de exhibiciones. Cuando dejé de salir de gira, me enfoque solamente a escribir canciones felices. Es ahí donde me encuentro ahorita. Funcionan muy bien juntas estas dos partes. No se pelean. Son como dos partes diferentes de tu persona.

Björk Recomienda:

  • Mirrors de Mala (Música electrónica influenciada por las montañas Andes)
  • NAO (R&B del este de Londres)
  • Jürg Frey (Cuerdas en cámara lenta)
  • A Field in England, dirigido por Ben Wheatley(Película de hace 3 años, SUBLIME)
  • Embrace of the Serpent, dirigido por Ciro Guerra (LA MEJOR PELÍCULA QUE HE VISTO EN AÑOS)
  • Recolectar bayas en el otoño me está excitando
  • Serpentwithfeet (Cantante-Compositor de Harlem)
  • Los atardeceres largos de agosto en mi playa en Islandia con cenas en fogata.
  • Andar súper rápido en bicicleta en la playa temprano en la mañana, escuchando tu playlist con el volumen muy alto y luego pasar el día contemplando qué canciones salieron y el significado de lo mismo-por ejemplo, DJ tarot o algo así.
  • Claire Hentschker (Artista Visual americano)
  • Elysia Crampton
  • Exhibición de Ragnar Kjartansson en el Barbican
  • RuPaul’s Drag Race
  • Crispin Best (Poeta de Londres)
  • Harry Evans (Ropa tejida de Londres)
  • Sadaf (Productor/cantante de Brooklyn)
  • Robin Hunicke/Jenova Chen (California, creadores de “Journey”, el video juego)
  • Margrét Vilhjálmsdóttir (Actriz de Islandia)
  • Jordan Wolfson (Artista Visual)
  • Katie Gately (Músico de LA)