January 5, 2017 -

As told to Brandon Stosuy, 3221 words.

Tags: Art, Culture, Multi-tasking, Process, Spanish.

David Byrne habla sobre no tener miedo de fallar

El icónico artista habla sobre probar cosas nuevas, sobre el ser visto como algo más que un músico, y sobre crear “Neurosociety”, un pieza de arte inmersiva a gran escala.
De una entrevista con Brandon Stosuy
January 5, 2017
Highlights on
  Copied link to article!

Quiero platicar sobre tu interés en probar cosas nuevas, lo cual es algo que haces de manera consistente. Incluso en los materiales que discuten tu nuevo proyecto, una pieza de arte en realidad aumentada, hay una parte donde se habla acerca de ser amateur.

Creo que soy de una generación en la cual la gente a la que admiraba - ya sean científicos, músicos, cantantes de pop, o lo que sea- siempre estaban probando cosas nuevas. Quizás no tan lejos de la música como lo es Neurosociety, pero sí diversificando mucho. No todo lo que hicieron es bueno. Así que pensé que si esa es la forma en que debo ser, pues está bien ser así.

Hay muchísimos artistas maravillosos que me gustan que hacen lo mismo durante toda su carrera. Pero creo que lo que realmente es emocionante es cuando empiezan a hacer algo nuevo y te sorprenden. O pasan de hacer películas a videos, a performances, a lo que sea y tu piensas “ok, eso es posible”. Es como si eso es lo que se tenía que hacer. Fue el ejemplo que me pusieron las personas a las que admiro, así que pensé es esto a lo que tengo que aspirar.

Cuando intentas algo nuevo, siempre hay un riesgo enorme de que algo vaya a fallar completamente, de que se vayan a reir de ti. Muchas veces eres amateur cuando entras en un ámbito en el cual nunca has estado. Es algo que muchos músicos hacen; el pasar de hacer música para bailar, a música para performance, a música para películas. Es muy común. Y luego el ir más allá y pensar, ¿bueno, por qué simplemente no hago la película?, este es un salto bastante grande, pero soy bastante metódico al respecto. Pruebo cosas con amigos, recibo retroalimentación, y veo que funciona, a veces probándolo más de una vez. Probar, editar, probar de nuevo, y ver qué pasa.

Extraño el poder hacer esto en el mundo de la música pop, en donde tienes que presentar algo ya acabado. Todos tenemos que hacer algún tipo de concierto de preparación o de ensayo, pero no puedes hacer un show a medias. Es como si ya se corrió la voz. Hay otras cosas que sí puedes hacer poco a poco, probarlas, y ver cómo funciona.

Cuando llegué a cierta edad me sentí cómodo sabiendo cómo hacer ciertas cosas. Siento que tengo suficiente confianza en mí mismo que puedo enfrentarme a la crítica. Si la gente lo odia, puede que tengan razón, pero no será algo completamente devastador.

¿Estás más interesado en hacer proyectos que no tengan que ver con música o en hacer proyectos totalmente basados en ésta?

No. Estoy haciendo un musical de teatro de nuevo. Hice uno hace algunos años sobre Imelda Marcos. Hay uno nuevo sobre Juana de Arco. Ya está escrito y ensayado. Bueno, no totalmente ensayado, pero he hecho talleres y he pasado por el proceso. Está calendarizado para abrir el día de San Valentín en The Public. Y espero que luego vaya a otros lugares.

Probablemente es una combinación de mi suerte increíble y de mi increíble perseverancia para hacer algo que no sea musical. El cambiar de área puede ser difícil para alguien que sólo es conocido en algo específico. Te enfrentas a acusaciones de diletantismo, de arrogancia, de un sinfín de cosas. Y esto está bien, a veces puede ser lo correcto. La pregunta es si funciona o no.

Estás practicando lo que predicas con Neurosociety. ¿Puedes explicar un poco de qué se trata?

Es una combinación de teatro inmersivo, casa de espantos, exhibición de ciencias, instalación de arte inmersiva, de todo. Es un poco de todas estas cosas.

En este caso, pasas por muchos cuartos y cada uno está basado en un experimento de neurociencia, de psicología, o algo así. Grupos de 10 personas entran a la vez, como una casa de espantos. Vas en grupos y no solo. Hay guías que te reciben en cada cuarto y que actúan una parte basada en un guión. Mucho de esto es sólo “Siéntate aquí. Haz esto. Pinta esto. Mira esto. Dime lo que ves.” Otras partes son explicaciones de lo que ves o no ves y de por qué hiciste lo que hiciste.

Por ejemplo, hay una parte en la que el cuarto se oscurece por completo y hay efectos en tu visión de imágenes posteriores cuando tus ojos se adaptan a la oscuridad. Hay un resplandor de luz y ves a tu mano o a diferentes objetos básicamente incrementar su tamaño y tomar una proporción rara.

Hay otra cosa en ese cuarto basada en un laboratorio en Suecia. Lo llamaron “Ser Barbie.” No usamos una Barbie, usamos una muñeca de American Girl. Todo mundo, las 10 personas, están en el cuerpo de la muñeca y ven las cosas desde el punto de vista de la muñeca. Cuando ven hacia abajo, ven los brazos y las piernas. Esa parte funciona muy bien, pero lo que es realmente sorprendente es que empiezas a ver todo a escala de la muñeca. Y eso hace que te des cuenta que tu mundo lo percibes a escala de tu cuerpo. Si mi cuerpo cambia al de una muñeca, pues todo parece mucho más grande. O mucho más lejano, depende.

También tenemos un salón de clases falso, como de los años ochenta. Hacemos una elección y votas en pequeñas tabletas que tienes en tu escritorio. Tenemos una cosa llamada equi-luminosidad en la que podemos saturar tus ojos con un color monocromático. Puedes bombardear tus ojos con un color particular, en este caso amarillo. Cuando los conos de color en ciertas áreas son estimulados y nada más, y si todo lo demás es bloqueado, los conos no perciben el movimiento o la profundidad. Lo que ves empieza a parecer muy plano. Como si fuera una serigrafía de Warhol.

Quizás antes de entrar, se puede prevenir a la gente en caso de que alguien se asuste.

Sí los prevenimos en aquel cuarto sobre el resplandor de luz por epilepsia. Pero usualmente la epilepsia se detona por resplandores repetidos. Este es sólo un resplandor y luego pasan un par de minutos y sucede otro resplandor. Es muy poco probable que algo pasase pero de cualquier forma hay una advertencia. Luego entras a otro cuarto que es como un programa de juegos en televisión. Hay un moderador y mucha gente en podiums, pantallas y ese tipo de cosas. Entras, votas por cosas, para empezar votas por dilemas morales.

Primero te preguntan si seguirías siendo tú mismo si perdieses una extremidad y la mayoría de la gente dice que sí. ¿Aún eres tú mismo si te hacen un transplante? Y la mayoría de la gente dice que sí. Tenemos diapositivas de películas y de diferentes cosas. Tenemos una diapositiva de una película con una mujer cuyo cuerpo ha sido mutilado y lo único que le queda es la cabeza sobre una mesa de laboratorio. Y preguntamos si aún eres tú mismo si no tienes cuerpo, sólo una cabeza, tu cerebro, pero ninguna posibilidad de interacción física. La gente empieza a dudar. Luego preguntas, “Ok, aún eres tú mismo si todo lo que eres es cargado y sólo eres un montón de data?” Digamos que como esa película con Johnny Depp o aquel episodio de Black Mirror en el que sucede algo parecido. Ahí la gente duda y yo digo, “Aún son todos tus pensamientos pero ahora no hay cuerpo.”

Luego mostramos una foto de Herman Munster, de Frankenstein, cosas así y decimos, “Ok, ahora ahora hay partes de tu cuerpo pero el cerebro, es el cerebro de alguien más.” Casi todo mundo dice que no, que ya eres tú mismo. Y decimos, “Ok, pues establecimos que tú estás en tu cerebro. Ahí es donde sientes que está tu yo.” Y luego decimos “Ok, ahora si ese tú es tu sentido de moralidad.” Mucha gente siente es su sentido de moralidad, su sentido político lo que los hace lo que son. Luego empezamos a pasar por todos estos dilemas morales y vemos que la gente cambia de sentir, cuándo matarían a alguien, cuándo no matarían a alguien, cuándo harían esto. Es algo casi entretenido. Usamos un episodio de Star Trek y cosas así.

Tu y yo hablamos de este proyecto hace mucho cuando aún estabas empezando el proceso. ¿Crees que partes de esto van a tener una mayor resonancia política con las personas, según los resultados de las elecciones?

Definitivamente. Algunas de las cosas en el cuarto de política tienen que ver con dilemas morales y economía. Hay una dinámica de grupo y la idea es que, en un mundo ideal, ves la posibilidad de cooperar y confiar. Luego si pones esto en acción tienes una mini sociedad que ya resolviste. Por lo menos ya has visto un modelo sobre cómo la interacción social puede funcionar de manera exitosa. Y sí esto es algo increíblemente relevante hoy en día. Quiero decir, si la gente sale de ahí con un sentido visceral de que esto es posible, en vez de sentir que vamos a estar permanentemente divididos y gritandonos los unos a los otros por el resto de nuestras vidas, y esto es algo muy bueno.

El cuarto político está basado en un experimento que un tipo de Princeton, Alex Todorov, hizo. Tiene un libro por publicar llamado Face Value. Ha hecho muchos estudios sobre cómo calificamos, evaluamos y reconocemos las caras de personas. Hasta llegar a cómo decidimos si alguien es de confiar o no. Hizo uno donde le mostró a un grupo de personas candidatos políticos de elecciones regionales, rápidamente, sólo las caras. Te preguntaban si la persona era competente o no. Correlacionó estos resultados con los resultados de las elecciones de estos candidatos. La gente que fue elegida como competente por lo general ganó la elección. Algo así como el 70%.

Lo llevamos aún más lejos. Preguntamos, “Puedes predecir quién crees que va a ganar y te diremos si tienes razón o no.” Fue como el 70%. Casi da miedo, sólo basado en sus caras. No conoces el partido, no sabes sus nombres, no sabes nada de ellos. Sólo vez estos retratos torpes.

Da miedo porque evaluamos a las personas no conforme a su posición, a sus ideas, acciones, o cualquier otra cosa, simplemente conforme a sus caras. Me da curiosidad saber si Todorov tiene información acerca de si la cuestión facial realmente va de acorde a la aptitud y confianza o no. Yo tiendo a pensar que tu imagen es simplemente un accidente al nacer.

¿Estás guardando la información de todo esto?

Sí, pero muy poco. La gente se registra con su edad y género. Quizás de dónde son, no una dirección pero de dónde son. Quizás nacionalidad o identidad racial o lo que sea. Hay como cuatro o cinco cosas, no mucho. Se lo estamos ofreciendo a los laboratorios que nos dieron las cosas. Ya veremos. Ha sido toda una discusión porque con frecuencia en la academia es necesario mucho papeleo para que la información sea legítima. Cada universidad o lo que sea tiene criterios ligeramente diferentes y es una verdadera pesadilla. Nosotros sólo dijimos que estaba bien. Que podemos ser más rigurosos según continuemos. También a la gente que pasa por esto les encantaría saber que el cómo reaccionan o lo que hacen será útil para la ciencia de alguna forma.

¿El escenario ideal para ti es que la gente saldrá de ahí habiendo aprendido algo, o el que ustedes van a aprender algo?

Para mi, el objetivo es que la gente salga con una sensación diferente de ellos mismos. Que lo sientan de manera visceral, a través de una experiencia, en vez de verlo en un documental o o un libro o ponencia. Realmente tienen una sensación visceral de esto, y para mi este es un aprendizaje más profundo. Ya veremos.

Una cosa que también me da curiosidad es, ¿quieres que la gente pase por la experiencia sin conocimiento previo, o quieres que tengan alguna información de antemano?

Recibirán información cuando compren los boletos. Recibirán cosas en línea. Sólo les damos un poco de contexto, pero quiero que hayan muchas sorpresas. No sorpresas como vamos a hacer que físicamente pases por cosas.

Pero sí, después naturalmente van a preguntarnos cómo se nos ocurrió esto, quiénes somos nosotros para hacer esto, qué nos da la acreditación, y si les gusta, cómo saber más. Creo que tenemos que hacerlo en todos los niveles, tener como folletos de dos páginas como cuando entras a una galería o a un museo. Y luego algo muy, muy profundo en línea con todos los papeles al respecto, toda la investigación sobre este tema, aquí la tienes. Te la puedes llevar tan lejos como quieras.

¿Crees que has hecho suficiente hasta ahora, y te has demostrado lo que vales en suficientes áreas y eres visto como un artista en general, o todavía tienes que intentar cambiar la percepción de que sólo eres un músico experimentando?

Creo que sí he cambiado esa percepción bastante, sí. Mucha gente sabe que hago cosas diferentes, más allá de la música pop o como quieras llamarlo. Pero sí, a veces me encuentro con gente que sólo conocen unos cuantos éxitos de los Talking Heads. Han habido ocasiones en las que esto me ha molestado, como, “Mi vida es un poco más que eso. Me gustan esas canciones también, pero mi vida es más que algo que hice hace ya varios años. Es sólo una pequeña rebanada de lo que hice.” Pero esto también está bien.

Para aquellos que están pensando en hacer un poco de lo que yo hago, este tipo de variedad en las cosas, yo diría que tienes que ser un vigilante constante. Por ejemplo, una reunión de los Talking Heads puede ser súper exitosa para una generación en específico, o quizás para muchas generaciones. Recaudaría mucho dinero y atraería mucha atención. Pero quizás también sería como tomar un paso atrás en términos de ser percibido como alguien que hace muchas cosas diferentes. Por esta razón, considero que tengo que sacrificar algo, ya sea dinero o reconocimiento o lo que sea, para poder hacer un poco más de lo que me gustaría hacer. En otras palabras, no puedes tenerlo todo.

David Byrne recomiendo algunas cosas que influyeron sobre “Neurosociety”:

Libros

  • The Tell Tale Brain — Vilayanur Ramachandran (Él es el originador de la “mano de goma”. Hay mucha especulación maravillosa en este libro.)

  • Moral Tribes — Joshua Greene (¿Qué afecta nuestras decisiones morales; sólo somos morales o justos dentro de nuestras propias tribus?)

  • The Moral Economy — Samuel Bowles (Tomamos decisiones en pro de la sociedad dentro del marco adecuado.)

  • Just Babies: The Origins of Good and Evil — Paul Bloom (¿Los bebés tienen un sentido de moralidad o de justicia? ¿La empatía es siempre algo bueno?)

  • Subliminal - Leonard Mlodinow (¿En qué medida lo que hacemos está determinado por fuerzas inconscientes?)

  • Sleights of Mind — Stephen Macknik, Susana Martínez-Conde y Sandra Blakeslee (Magos, magas, y la magia explican y utilizan las peculiaridades de la mente.)

  • The Invisible Gorilla — Christopher Chabris y Daniel Simons (A menudo no vemos lo que sucede justo en frente de nosotros.)

  • The Righteous Mind — Jonathan Haidt (¿Cómo tomamos decisiones morales y políticas?)

  • Thinking, Fast and Slow — Daniel Kahneman (Nuestra mente intuitiva contra nuestra mente racional; el cómo trabajan juntas, o no.)

  • Incognito: The Secret Lives of the Brain — David Eagleman (Desconocemos gran parte de lo que somos.)

  • The Brain: The Story of You — David Eagleman (Este es un resumen escrito como acompañamiento para una serie de televisión.)

Espacios

  • The Exploratorium en San Francisco: Contacté a algunas de las personas que trabajaron en su versión original. Esto es de alguna forma una continuación de esta idea, pero de una forma más comprometida e inmersiva.

  • Sleep No More: Definitivamente la diferencia ahí es que tú deambulas por el espacio como quieras. Esto es completamente diferente. La similitud puede ser el énfasis en la dirección de arte. Hay mucho de esto.

  • You Me Bum Bum Train: Esta es una experiencia de teatro británico que se hace una vez al año por algunas semanas, o quizás cada dos años por algunas semanas. Sucede en alguna locación como una bodega antigua o un edificio abandonado. Es una cosa similar en la que pasas por una serie de cuartos, pero es extrema porque pasa una persona a la vez. No hay un sólo guía en cada cuarto, pueden haber cien actores. No los he visto todos pero hay uno en el que básicamente entras a un cuarto y eres el doctor en una sala de operaciones. Todos los demás asistentes y todo mundo, incluyendo al paciente están ahí. Todo está puesto y depende de ti. Hay otro donde creo que eres un músico o performer o algo así y pasas a un escenario y hay toda esta gente en el público. Cada parte sólo dura unos minutos y luego te apresuran al siguiente cuarto y eres alguien más. Hay una similitud porque cada cuarto es algo diferente, pero también hay diferencias.

Gente

  • Justin Lowe y Jonah Freeman: Ellos tienden a hacer cuartos por los que te paseas. Como si fuese una tienda de videos abandonada o un laboratorio de metanfetaminas, o una corte judicial. De nuevo, con mucha dirección de arte y muy divertidos. La diferencia está en que en este caso no hay actores ni nada y puedes deambular y explorar como quieras. También hay similitudes en esto, supongo. El arte está en crear estos ambientes extraños y no en tener cosas sólo colgadas de la pared. Eso es quizás lo que más conecte a Neurosociety con otras cosas. Es realmente acerca de la experiencia y no acerca de las cosas.

  • Doug Wheeler: Él ha hecho una donde entras a un enorme espacio blanco sin esquinas ni orillas que te hace sentir como si estuvieras en un gran vacío blanco. Es una cosa muy rara y muy hermosa, pero sí, muy rara.

  • Walter Murch: Él es un cineasta, editor de cine, y diseñador de sonido para películas. Simplemente un erudito que está interesado en diversas cosas. Hablé con él acerca de cómo percibimos el sonido, porque él habla acerca de cómo uno percibe el sonido en las películas. Tiene una idea que creo se llama la Regla de tres. Cuando ves a una persona caminando en una película, el sonido de sus pasos tiene que coincidir perfectamente. Cuando son dos personas, el sonido de sus pasos tiene que coincidir perfectamente. Cuando son tres o más, ya son demasiados y nada tiene que coincidir ya. No tiene que ser nada sincronizado. Para él es una cuestión básica de percepción; esta posibilidad de que básicamente no puedes contar de manera perceptual más de tres o cuatro.